lunes, 15 de febrero de 2010

Vuelta

Necesitaba volver a ver esa cara. Notar esos ojos descreídos observando fijamente todos mis movimientos..¡se había convertido en una rutina tan satisfactoria para mi!. Su voz carraspeante y martilleante, sus cumplidos sin ánimo de serlo, sus tranquilizantes palabras a modo de consejo.

Por eso salí de casa o tal vez del bar..no recuerdo, para volver a verle, caminaba nervioso hacia mi coche (para este tipo de visitas es mejor coger el transporte particular..por lo que pueda acontecer), mientras pensaba si se sorprendería de verme, si le haría ilusión..tal vez el estaba tan ansioso como yo.

Llamé al timbre como en otras tantas ocasiones, me sonó igual que siempre..nunca había reparado en su sonido..descorazonador..de esos sonidos que hacen que te vayas corriendo o bien te quedes petrificado. Mientras me veía en mi mente dándome la vuelta para saltar por las escaleras, la puerta se abrió y con un ademán señorial me invito a pasar..ninguna palabra de bienvenida, ni siquiera una sonrisa dibujada o desdibujada, ni un ¡ohhh! ni un ¡ahhh!..yo tampoco dije nada y entré.

Todo estaba como antes, todo en el mismo sitio, con el mismo polvo, con la misma luz entrando por la ventana.

Sesión primera-segunda parte:

Mi querido psicoanalista: Me alegra verle, usted era uno de mis mejores pacientes, un reto, simple..pero reto al fin y al cabo.

Yo: Tenía mis dudas de venir o no, pero mi situación lo requería.

Mi querido psicoanalista: No se preocupe nos pondremos al día enseguida..ahh y las tarifas siguen siendo las mismas..a grandes males, mayores facturas.

Yo: La verdad, es que sabe hacer sentirse a uno como en casa.

Mi querido psicoanalista: Amigo mio..mi casa es su casa, mientras dure nuestro acuerdo contractual.

11 comentarios:

Elektra dijo...

Ainssss, qué bueno que volviste. Un placer estrenar los comentarios. Mi situación también requería del querido psicoanalista. ;)

Besotes de revuelta.

GABI dijo...

Pues bienvenido que se te echaba de menos.

Besitos!

Arkangel dijo...

Elektra:
Si es que..malditas situaciones..que requieren de psicoanalistas..me alegro de verte por aqui.
Un besote

Gabi:
La verdad es que es reconfortante saber que te echan de menos..aunque sea en un medio, a veces tan frío como este.
Otro besote.

Quien Sabe... dijo...

Te visito y los dos escritos que he leido me gustan, asi que por aquí te guardo y te visitaré cuando actualices.

Besos

Arkangel dijo...

Quien sabe:
Gracias por pasarte..por aquí estaremos.

Naufragio del Recuerdo dijo...

no recuerdo el nombre de la enfermedad, pero tengo constancia de ello... existen pacientes (cara al psicólogo, cara al psiquiatra) que una vez "solucionado" el problema, dados de alta, desarrollan una dependencia al "loquero", la cual hace que tenga ataques de pánico, ansiedad de no estar allí, ingresado o de no recibir la atención "semanal". Creo que en los renglones torcidos hablan tambien de ella...

pero bueno, en éste caso la enfermedad es la expresión bloggera así que no hay mal que por bien no venga, pero... ¿dónde está el mal?.

sea lo que sea, gracias, porque tu respuesta en mi blog has creado un caramelo mental... ya que opino todo lo contrario.

un saludoooooo

Arkangel dijo...

Naufragio:
No hay mal en si..bueno algo mal si estoy, pero como tu bien dices, es a favor de la expresión bloggera..
Como dijo aquel.."la diferencia de opinión nos hará libres"..umm a lo mejor era otra cosa..entonces lo digo yo..jejeje

Raquel dijo...

Ays, volver, volver...

Rebeca dijo...

Los psicoanalistas juegan con saber que nos tienen atrapadas, que cualquier pequeño elemento que nos desestabilice nos hará volver a su lado, a sus redes, a su ironía, es lícito querer seguir engrosando tu cuenta corriente al fin y al cabo.
En fin, feliz reencuentro, esta relación siempre ha prometido.

Arkangel dijo...

Edelilla:
Eso era una canción ..¿no?

Rebeca:
Ayy malditas relaciones Psicoanalísticas..si es que..yo también me siento "atrapada"..jeje

S. dijo...

jajajjajaj mal bicho jajajja