martes, 23 de febrero de 2010

Regresión

Dejando la huella de las palmas de mis manos en el cristal, me relamía y a la vez miraba con ansiedad contenida, los bollos que detrás de ese cristal me llamaban diciéndome.."cómeme..cómeme"

- Señor..¿que desea?

- Deseo con toda mi alma, el Cuerno ese de chocolate - Le dije a la panadera, mientras se lo intentaba señalar, dando toques al cristal con la punta de mi dedo indice, sobre la saliva derramada por mi boca deseosa.

- ¡El de la derecha! - Le grité nervioso, al ver que iba a cojer con las pinzas, uno más pequeño.

Al dármelo, observe que hizo un movimiento de rechazo, como si hubiera decidido en último instante..quedárselo y comérselo ella..¡jopetas con las panaderas!

Después de comprarme una botella de Cocacola de litro para mi solo, me dirigí al parque y me senté en el único banco libre de madres y allí, ante miradas de reojo y mirando yo igualmente, di buena cuenta de mi preciado botín..¡umm que buenooo!..decía en voz alta con la boca abierta, mientras el dulce y oscuro chocolate se desparramaba hacia mi barbilla y mejillas. Un niño se me acercó a pedirme un bocado y yo como buen samaritano..le dije "no, es solo mio". Se fue corriendo, entre sollozos a las faldas de su madre, la cual me dirigió una mirada de esas..de madre, pero no me importó en absoluto, ni siquiera me incomodó..todavía me quedaba medio bollo. Al terminarlo, como me había olvidado pedirle a la panadera alguna servilleta o si me la dio la perdí, utilicé lo único que tenía a mano..mis pantalones medio destruidos.."y más que van estar"..pensé mientras me reía, viendo como se teñían de marrón oscuro. Saqué mi bloc, mis lapices y mi goma de borrar Milán blanca. Lo dispuse todo sobre la madera del banco, bien colocado, todo controlado; me arrodillé en el suelo y acabé de colorear al villano que había calcado, de un comic de mi amigo Juanito..el "Sudoroso". "Sudoroso, dile a tu madre que te lave la camiseta que todavía huele..jajaja.."..le gritábamos los de la "pandi..es que "Juanito el Sudoroso" olía siempre a sudor, pero como era el único que tenía balón y encima de reglamento, pues no abusábamos mucho de él, no fuera a ser, que se enfadase, se fuera a casa y nos dejara sin partido..que buen portero que era yo..vaya estiradas..jejeje..siempre ganábamos a los "Naranjas", los llamábamos así por que iban uniformados con camisetas de fútbol naranjas, claro está...¡jooo que chulas eran! y nosotros cada uno con una camiseta diferente o sin ella algunas veces.

Observé como las niñas del parque no jugaban a nada, solo parloteaban y se enseñaban fotos del móvil unas a otras..me acordé de Carmen, ella si que jugaba bien a la Comba..yo miraba como saltaba, muy atento de su falda marrón del colegio, que oscilaba arriba y abajo a cada salto y me dejaba ver la piel de sus piernas por encima de los calcetines verdes..¡uysss que tarde era ya!..mi madre estará esperándome. Recogí todo rápido y salí pitando, me dí cuenta mientras corría a toda velocidad, que los cordones los tenía desatados..pero no me importaba, no me iba a caer..eso solo les pasa a los adultos, que no saben correr con lo cordones desatados ni atados, además..tenía mucha prisa para pararme, mi madre había prometido hacerme mi comida preferida; macarrones con tomate..¡con mucho tomate! y tampoco quería parar de correr..tenía ganas de llegar para que mi madre me diera un beso fuerte en la mejilla y me atusara, una vez más el flequillo..¡jolines que feliz era!

Sesión regresiva:

Mi querido Psicoanalista: Creo que esta usted a experimentado una regresión Psicológica.

Yo: Ya..pero lo único que hice es vivir, pensar y comportarme como un niño, durante una parte del día..¿eso es malo?

Mi querido Psicoanalista: No sé..habrá que estudiarlo en profundidad.

9 comentarios:

Quien Sabe... dijo...

A veces, si son buenos los recuerdo, hacer esas regresiones... No solo de la infancia si no de todo lo que se pueda.
Bss

Elektra dijo...

Aysss, que bien leerte de nuevo. Y qué gustito de regresiones, no? Yo también me hubiera comido un cuerno de chocolate. Bueno, la verdad es que me los sigo comiendo. :)

Un besote.

una más... dijo...

Uhm.. ese psicoanalista tuvo infancia? creo q no.. de ser así su última respuesta hubiera cambiado.. alomejor es q no vio el brillo en tus ojos en ese momento, también cabe esa posibilidad ;)
Un abrazo..gracias por la regresion compartida.

Naufragio del Recuerdo dijo...

mitad presente... mitad pasado.

Deja de llevar a tus personajes al mundo de la degradación de la cultura del bienestar. Sobredosis hipercalórica. La cocacola, la nueva y sutil arma de destrucción masiva.

Al psicoanalista le dieron el título en una máquina tragaperras, verdad?

:)

a mí me da mucho asquete las mamá ganso, no se sabe cuanto...

Arkangel dijo...

Quien sabe:
Jejej..hay que hacer regresiones a todo lo que se menea..

Elektra:
Que suerte tienes ..yo no puedo hacerlo..por prescripción médica

Una mas:
Pues tienes razón..yo a veces tambien pienso que nació ya asi.

Naufragio:
Bueno creo que los niños no entienden de degradaciones del bienestar..para ellos es fácil..con comer, estar calentititos y poder jugar ya son felices..los degradados somos los adultos, con nuestros pensamientos destructivos y egoistas.
Maldita Cocacola..ya decía yo..con razón, los Whiskies me sientan mal y por los hielos tambien.

Un beso a todas..

GABI dijo...

Anda que no....como me gustaría a veces volver a ser una niña, sin tantas complicaciones y dolores de cabeza....que duro es ser adulto.

Besitos!

Arkangel dijo...

Gabi:
La vida de adulto es lo que tiene..

Lara tiene alas dijo...

Yo echo de menos mi helado de fresa y mis globos en la cabeza.

Echar de menos es lo que tiene.

Un abrazo grandote

Lara tiene alas

Arkangel dijo...

Lara:
¿Seguro que todavía no tienes globos en la cabeza?
Un beso..que alegría verte por aqui.