lunes, 14 de junio de 2010

Destino escrito

Estaba furioso, ya que Marisa, no había querido empezar el día con él, bailando al son de los numerosos watios de potencia, del equipo de música de su coche, mientras daban buena cuenta del alcohol sobrante, comprado para el botellón hecho hace 4 horas que tenía en el maletero. Podrían haberse tomado algunas de las "pirulas" que le había pillado al "Culebras" por la mañana...para acabar follando como posesos, en la parte de atrás de su Audi A4 tuneado.

Conducía tremendamente disgustado, su jefe le había "pedido" que fuera a la fábrica bien temprano ese Sábado, aunque libraba, para recibir la nueva maquinaria adquirida para acelerar el proceso de embalaje, ya que él tenía que acudir a París a una reunión de negocios..."me imagino que tipo de "reunión" será, se habrá llevado a Claudia o a la nueva, tal vez a las dos"...cuando le vino a la mente su mujer, que le había prohibido llevarse a su hijo Felipe, para que conociese la fábrica y que le dejase dormir, ya que solo tenía 6 años.

"Vaya con la zorra de Marisa" pensaba..¡¡eres una zorra!!..gritó desafiante a la luna de su coche, salpicandola de saliva, a la vez que apretaba un poco el acelerador. Subió el volumen para que los bajos de la música, pudieran entrar a saco por sus paneles auditivos y llegaran a su cerebro al que le estaba empezando a hacer efecto la "farlopa". Empezó a llover, rebasó la señal de "prohibido mas de 80" y se internó en la curva, miró el cuentakilómetros..la aguja marcaba 140 Km/h. Se acordó de la frase del mecánico que le cambió el aceite el miércoles pasado.."¡chico..estas ruedas están totalmente lisas, no tienen dibujo, deberías cambiarlas ya...es un peligro ir así por la carretera!".."bahh...ahora no tengo dinero"- había respondido.."pero para drogas y alcohol si que tenía"...pensaba, mientras daba volantazos para intentar dominar el coche que se deslizaba por el carril contrario, convertido en pista de patinaje sobre hielo. Después de salir despedido del coche que daba vueltas de campana, no sin antes abrirse la crisma con el cristal al atravesarlo, aterrizó con brutalidad en el pavimento mojado..¡crackk!..es lo que oyó. Durante los últimos 5 segundos de vida, pensó en su madre..lloraría y diría que era un buen chico, que no se merecía un final así, que denunciaría a Fomento, por que esa curva era un punto negro; a lo que toda su familia y amigos (todavía puestos de la noche anterior), asentirían clamando al cielo algún tipo de justicia o injusticia. Cuando la realidad es que era...un pobre gilipollas con suerte, ya que Marisa...no quiso acompañarlo.

Comenzó a llover..¡vaya día!- pensó, no podré llevar a Felipe esta tarde a la playa a jugar con la cometa nueva. Sonó un "ring" y aminoro la velocidad, porque era lo que le recomendaron que debía de hacer, al utilizar el manos libres cuando el coche estuviera en marcha, ya que la atención en la conducción podría disminuir. Pulsó el botón del manos libres y su mujer empezó recordarle que comprase el pan, vino, leche...¡¡Hiiiiihh!!..frenó en seco, el abs del coche evitó que derrapase. Delante a unos 400 mts, un coche desvocado comenzó a dar vueltas de campana...un cuerpo salió despedido de su interior y se estampó en el asfalto, que se empezó a empañar de rojo oscuro, en el sitio donde se había quedado parado ese cuerpo. Después de unos segundos de paralización física y mental, oyó la voz de su mujer que le decía "¡que pasa!...¿estás ahí?"...nunca se había alegrado tanto de oír a su mujer, pero sobre todo...de que le hubiera llamado dos minutos antes.

Sesión fatídica:

Yo: Tal vez el destino esta escrito, pero la gente que hace lo correcto tiene más posibilidades de cambiarlo.

Mi Querido Psicoanalista: Tal vez no exista el destino, sino que todo dependa de la inteligencia, borreguismo, o demás defectos y/o virtudes del ser humano...y por eso le pasa lo que le pasa a cada cual.

13 comentarios:

Águeda Torrado dijo...

En verdad no se puede esperar otra respuesta de un psicólogo. Es pedirle peras al olmo.

Acostumbro a decir que parte de nuestro destino está escrito a lápiz y que nosotros tenemos la goma y el bolígrafo para corregirlo. Pero es éso... una parte, el otro trecho lo firmamos con tinta de la buena, de ésa que ni admite tipex.

Llámalo tremendismo si quieres.

Un saludoooo

Rebeca dijo...

Otra posibilidad es que los dos coches hubieran chocado, y en este caso Felipe no hubiera estado tentado al destino simplemente el destino lo habría encontrado. Esto es simplemente la ley de las casualidades y de salvarse por cuestión de minutos.

Elektra dijo...

Genial, Arkangel. Una descripción de personajes y de la situación, perfecta. Reflejo de una realidad que entristece cuando los insensatos se llevan por delante a los inocentes.

Sobre el destino, no tengo muy claro que esté escrito en ningún sitio y quiero creerlo egoistamente porque si fuera así, qué libertad es la que tendríamos? Nuestras decisiones, fueran las que fueran, nos llevarían de cualquier forma a un mismo fin.

Besos.

Arkangel dijo...

Águeda:
Tiene que haber de todo en este mundo..gente que crea en el destino y gente que no..

Rebeca:
Pues si..a veces nos salvamos por cuestion de minutos, pero no solo de accidentes..

Elektra:
Demasiados insensatos si..me alegra verte por aqui de nuevo.

Un beso a las tres.

Torcuato dijo...

El relato me ha gustado mucho aunque suena a moralina.
Dejo una pregunta ¿Qué es lo correcto?

Un abrazo Arkangel

S. dijo...

Crees que es cosa del destino?
Se puede cambiar,se pueden elegir muchos caminos.

Arkangel dijo...

Torcuato:
Cierto..quien sabe que es lo correcto, pero en ciertos casos esta claro, por ejemplo en el de la conducción.
Pienso que lo correcto, es lo que cada uno crea que es, pero solo valdrá para cada cual.

S:
Claro que se puede elegir, es la mayor prueba de libertad que tenemos.

Patricia dijo...

¿está reñido ser políticamente correctos con el respeto???
Texto con mucha miga y poca corteza...
;)

Arkangel dijo...

Patricia:
El respeto es cuestión de educación...a mi me gusta más la miga que la corteza..umm que buenas las Migas Aragonesas.

Yopopolin dijo...

que genialidad hecha historia! yo no se si el destino esta marcado o no... pero lo que si se es que el borrego que iba hasta las cejas, estaba llamando a la muerte. Y, desgraciadamente, como el hay muchos mas por las carreteras...

Menos mal que nos diste un respiro, y un final feliz, el de la persona que si hace lo correcto.

muy muy bueno!

Arkangel dijo...

Yopopolin:
Yo es que creo que en la vida casi siempre los finales son felices, lo malo es que la felicidad es tan voluble y dura tan poco...

Patricia dijo...

No creo q la felicidad sea tan efímera como dices,lo que pasa q el ser humano siempre tiene tendencia a complicarlo todo mucho y lo bueno nos sabe a poco.

Elenoide dijo...

Tiene un email, Arkangel.

muà!