domingo, 31 de mayo de 2009

Bendita o maldita tecnología

El otro día estuve visionando un film del año 84, en el cual, dos amantes habían quedado mediante una llamada desde una cabina telefónica, a las 5:45 de la tarde, en una estación de trenes. El chico llegaba tarde, eran las 6:15 y corría por las escaleras mecánicas en busca de su amada, con la consecuente desesperación por saber que podría no encontrarla. Al mismo tiempo, ella esperaba impacientemente, miraba el reloj de la estación pensando que hacer, si largarse por que su amado había decidido no asistir a la cita o esperarle con la convicción de que llegaría en cualquier momento. Se buscan con la mirada, nerviosos.. se ven y entre la ajena multitud, se funden en un abrazo lleno de alivio y de sentimiento.
En los tiempos actuales, este bonito (yo no utilizo habitualmente esta palabra) encuentro no se podría dar. El le habría avisado con el móvil, de que por causas ajenas a su persona, llegaría media hora tarde y ella le habría respondido, que entonces le esperaba en el bar de la estación tomando un carajillo o en su defecto, un sol y sombra. Esos instantes de impaciencia, de incertidumbre amorosa no se hubieran producido.

En nuestro tiempo, de intensa comunicación tecnológica y globalización, la gente ya no queda casi nunca como antes, en un lugar concreto y a una hora prefijada. Ahora, en muchas ocasiones se dice eso de: "bueno yo cuando llegue, te pego un toque haber donde estas, por que no sé exactamente a que hora podré estar allí" o la tan manida fórmula : "si voy te mando un mensaje pero si no me apetece, ya nos veremos otro día".

Está claro que actualmente, es más fácil poder quedar con la gente. Al mismo tiempo, somos más libres, podemos elegir donde, cuando y cómo ver a los demás. Pero también se pierde, a mi modo de ver y en cierta forma, el respeto por los demás en pos de nuestra comodidad, por ejemplo, pudiendo ser impuntual sin correr el riesgo de perder la cita.

Cuando yo era jovencito, si querías quedar con alguna amiga, susceptible de que pudiera ser tu amante, aunque sólo fuera por unas horas, tenía que darse un cierto esfuerzo por ambas partes; tenías que llamar a su casa después de comer o de cenar, dar tus datos educadamente, hacerte pasar por el perfecto amigo de su hija, dejar claro que tus intenciones para con ella eran honestas y que le dejarías en la puerta de su portal a la hora que querían sus padres, sana y salva y con la blusa puesta. A la cita se llegaba puntualmente, cierto que las mujeres llegaban siempre más tarde pero dentro de un orden y esa cita te la tomabas muy en serio, en parte por lo que te costaba haberla conseguido. Los jóvenes de ahora, no necesitan hacer ese esfuerzo y tal vez las relaciones entre ellos sean más superficiales, no le dan la importancia que realmente tiene, quedar con alguna "personilla" en concreto.
  • Sesión amigable:
Yo: Querido ayudante de mi mente, ¿cree usted que tengo demasiada melancolía de los tiempos pasados que ya nunca volverán?

Mi Querido Psicoanalista: Yo no sé de melancolías, lo único que sé, es que no entiendo cómo alguien en su sano juicio..haya querido o quisiera quedar con usted, con tecnología o sin tecnología de por medio.

18 comentarios:

Antihéroe dijo...

muy bueno :)

artemiza dijo...

Muy bonitos sentimientos. Plasmas tu lado sensible, y eso no es muy común en la actualidad, donde la rudeza gana territorio con o sin tecnología. Y precisamente, tu lado sensible, es lo que me gusta de ti. Tu lado analítico, también ;-).

Y que rudo tu psicoanalista ¿Por qué le quieres, si es demasiado bruto para decirte las cosas?

S. dijo...

Lado sensible!bien!plas plas plas
Llevas toda la razón,antes no se necesitaban tantas tecnologías,el quedamos aquí a las 9 se respetaba al igual que el buenas tardes,soy S.puedo hablar con el perro de su hijo por favor?ante todo educación oye!
Ah,y digo yo lo mismo que Artemiza,porque quieresa tu psicoanalista,porque es capaz de decirte la verdad así sin mas,sin dar rodeos?
Un beso;)

Arkangel dijo...

Antihéroe:
Gracias por pasarte.

Arte y S:
Bueno..quererle no le quiero, simplemente le respeto y tampoco es que siempre le haga caso.

Un besote a las dos.

Raquel dijo...

Muy bueno Paquito, me ha hecho reir y hoy lo nescesitaba.
Un besillo grande

Arkangel dijo...

Edelilla:
Vaya mi blog tiene propiedades terapéuticas, me alegra que te haya hecho reir..todos los días deberíamos reirnos de algo..aunque sea de nosotros mismos..por cierto me estoy acordando de una cosa..jajajja..que gilipollas soy..jejeeje..

cabreada dijo...

Cuantas veces le digo yo eso a mi hija, que tiempos cuando no dependiamos del móvil. Ahora la que dices, con tanta tecnología se ha perdido la magia.

GABI dijo...

Qué razón tienes...aún recuerdo cuando quedaba con mis amigas de un día para otro. Ahora todo es tan fácil que ya no sabemos apreciar lo que tenemos...

Arkangel dijo...

Cabreadra:
Ayy los hijos..menos mal que yo no tengo, sino, no sé cómo les explicaría que la vida no gira entorno a un móvil 3g.

Gabi:
Es muy fácil olvidar el pasado, pero de vez en cuando hay que echar la vista atrás y rememorar sensaciones.

Gracias a las dos por pasaros.

Rebeca dijo...

Pues mira que yo no estoy de acuerdo ¿y si ese día él se quedará sin el móbil? ¿o no hubiera cobertura? ¿o se queda sin batería? ella seguiría esperando igual, a la espera de que apareciera y debatiéndose entre si la han dejado definitivamente plantada o a su amante le ha sucedido algo.

Sobre lo segundo, tal vez ahí sí tengas un poquito de razón, la gente ya no se preocupa tanto por la "personilla" con al que ha quedado.

Siempre tenemos la manía de mirar los tiempos pasados como si fueran mejores, pero lo cierto es que cada tiempo tiene lo suyo.

Noimporta dijo...

¡Ay madre! ¡Hacía días que no me paseaba por tu blog y se me ha acumulado la faenaaaaa!
Ufff ufff... iré leyendo y comentando...

Besote, wapu!

Arkangel dijo...

Rebeca:
Uyss yo no pienso que tiempos pasados fueron mejores..simplemente quiero decir que hay cosas que eran diferentes y en un momento dado me asalta la melancolía al pensar en ellas y ver lo rápìdo que cambian los tiempos, los ritmos y la manera de actuar de las personas..

Noimporta:
Tranquila..que no hay prisa..no vaya a ser que te dé un "yuyu", luego me sienta culpable y me suba las tarifas Mi Querido Psicoanalista..

Tekila dijo...

La magia es una ilusión, y esa hay que llevarla puesta...no hay que perder la capacidad de sorprenderse...y hay tanta gente en el mundo...que qué bien que hay tecnología!!!!
Yo también recuerdo mi portal y las noches de verano ;)

Arkangel dijo...

Tekila:

Ayy que harías tu en esas noches de verano..
Un beso.

Tekila dijo...

Yoooooo????...comer pipas en el parque hasta que me llamaban por la ventana: a cenaaaaaaaar...
(Esque entonces no habia telefonillo automático) Bendita tecnología :p

Tekila dijo...

Yoooooo????...comer pipas en el parque hasta que me llamaban por la ventana: a cenaaaaaaaar...
(Esque entonces no habia telefonillo automático) Bendita tecnología :p

Arkangel dijo...

Tekila:

Benditos parques..y bancos de madera.

klimtbalan dijo...

También se pueden decir te quiero en el mismo instante en que les apetece...con un mensajito...que siempre te arranca una sonrisa, cuando menos lo esperas!!
Aunque soy de tu misma hornada, tb. me gustan las tecnologías que me permiten conocer personas como tú.
Saludos!